Cómo escoger un buen sostén de lactancia

Lamentablemente y para sorpresa de varias… algunos estudios demuestran que un 75% de nosotras usamos un tamaño de sostén incorrecto.  ¿Serás una de ellas?  Lo peor, es que la cosa se complica cuando nos embarazamos y/o damos pechuga.  Si ya cuando subimos y bajamos de peso nuestros pechos crecen, se enconjen (algunos se caen, etc) durante el  embarazo nos encontramos con otro "momento" donde nuestros pechos cambian—algunos crecen más, otros menos- pero eso no es todo, prepárense, pues en la  menopausia los pechos tienden a crecer ¡otra vez!. Aunque la cosa tienda a recuperar… pues muchas veces luego del destete, los pechos quedan más pequeños que antes.

Dados estos acontesimientos es realmente MUY probable que estemos usando la talla incorrecta de sostén. Es muy POSIBLE que durante nuestra vida pasemos de una talla a otra…
Algunas formas de reconocer si nuestro sostén es del tamaño incorrecto:
¿Esta la banda trasera muy alta en la espalda? (debe quedar bajo los omoplatos).¿Se te salen los pechos por encima de la copa?¿Se te caen las tiras hacia los lados de los brazos?¿Te dejan las tiras una marca en los hombros al final de día?¿El entremedio de las copas no queda justo entre medio de los dos senos?¿Se mueven las copas sobre el seno cuando alzas los brazos?
Si contestaste que "si" a cualquiera de estas preguntas estas usando el tamaño incorrecto de sostén. Para conocer tu talla primero las medidas de la parte baja de tu busto. (medir sin incluier tus pechugas) ésta será la medida que debes asigbar para tu contorno o banda de sostén (34,36,38,40,42).  Luego debes medir tu busto en su parte mayor.  De la medida que te de debes sacar tu talla de copa (A,B,C,D,DD ó E, F).
Cuando usas un sostén adecuado y ajustado correctamente, este hace maravillas por tu silueta, aparte de que con un buen sostén te sentirás más cómoda.  Un sostén de tamaño incorrecto ejerce mucha presión en la espalda y en los hombros.  Si en el caso, es un sostén demasiado apretado, este puede lastimar el tejido glandular de los senos, limitar la respiración y hasta causar mala circulación de la extremidad superior de tu cuerpo, incluyendo las manos y los brazos.  El mejor momento para escoger un sostén de lactancia es durante el noveno mes de embarazo.  Esto es debido a que ya para el séptimo mes de embarazo el desarrollo del seno se estabiliza pero todavía el área de las costillas puede expandirse aun más.  Así que tan pronto llegues a la semana 36 puedes ir a escoger tu sostén de lactancia.  Un sostén para la lactancia debe ser cómodo.  Busca copas hechas de microfibras o de algodón en sus zonas sensibles, que sean fáciles de abrir usando solo una mano.  Idealmente las copas del sostén deben ser flexibles (deben poder estirar), ya que el tamaño del seno lactante cambia constantemente, si acabas de lactar será mas pequeño y si no has lactado mas grande.  Varios autores recomiendan  que durante la lactancia evites los sostenes con barbas, ya que podrían ejercer mucha presión sobre el tejido mamario, si los prefieres, opta por un modelo diseñado por espacialistas (como la Liga INternacional de la Leche)
¿Cuántos sostenes debes comprar?  Al menos tres…el que llevas puesto, el que esta para lavar y el que esta limpio.
En resumen…
– Durante el embarazo puedes esperar que tus pechos aumenten de tamaño al menos en una talla de copa, de 36B a 36C …. y si subiste más de 12 kilos también podría aumentar una talla de contornor… de 36B a 38C.
– El momento ideal para comprar tus sostenes de lactancia es a partir de la semana 36 de embarazo.
– Tranquila! generalemente verás tus pechos de un tamaño más cómodo a las 2 a 3 semanas después del parto
– OJO:Los sostenes regulares no son apropiados para lactar.
Daniela Parra
Co-Fundadora The Mommy

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *