Guía práctica para viajar en familia

¿Se puede viajar con guaguas o niños pequeños? Cuando los cachorros llegan , dejamos de ser una pareja y partimos armando tribu, nos reacomodamos a esta nueva realidad. Nuestro dormitorio, linving, cocina, salita…  TODO se va llenando de su presencia. Y cuando decidimos salir de viaje nos damos cuenta que en éste ámbito ellos también son los protagonistas. ¿cómo disfrutar, distraernos y continuar con los ritmos naturales de los niños? ¿se puede salir de viaje con los cachorros y que todos lo pasen bien? o mejor tomamos las opciones  más tradicionales que aconsejan dejar a los niños en la casa o con los abuelos por que "ellos no disfrutan" y "nunca estarán mejor que en su casa"

En The Mommy creemos que es posible viajar y disfrutar en familia de nuevos paisajes, ciudades o países, por eso, nos hemos aventurado a crear esta Guía Práctica Viajera, haber si más familias se animan a "escaparse" en tribu.

1) Trata tomar el vuelo o hacer los tramos en auto más largos en un horario que coincida con los sueños de tu guagua. Así todos tendrán un viaje más relajado y no habrá desajustes tan grandes en sus rutinas de sueño y alimenación. Usa TODO lo que tengas a tu alcance para entretenerlo (en tu bolso de mano serán igual de importantes las toallitas hùmedas y pañales que los juguetes, títeres o cuentos infantiles) además recuerda que en estos casos la tecnología está a tu servicio (series de tv, juegos de Ipad, etc hay varias aplicaciones que puedes descargar y luego usar en "modo avión" y sin wifi)
2) Para el despegue y aterrizaje es importante darles de tomar leche o agua en su mamadera, que succionen el chupete o tomen pecho. De esta forma, irán gradualmente ajustando los oídos a los cambios de presión y evitarás dolores o moletias.
3) Para que la alimentación no se convierta en un tema desagradable… Si no eres de las que usa colados, llegó el momento. Te recomendamos que algunas semanas antes del viaje compres y le des a probar. Así, tendrás claro cuales le gustan y podrás llevar varios frascos de reserva o buscar los más similares en tu destino final. Por lo mismo, es recomendable escoger alojamientos que tengan en la habitación una mini cocina, así tendrás la opción de calentar leches, guardar alimentos y preparar algunas meriendas más saludables para los paseos por el día y eliminarás el stress de pedir pollo o carne a la plancha con una papa cocina en los restaurantes, pagando enormes sumas de dinero.
4) Si usas habitualmente un portaguagua asegùrate que esté en buenas condiciones y no descartes llevar un coche tipo paraguas (plegable) para esos días que pasarán desde las 8 a.m. hasta las 8 p.m. recorriendo. Serán el mejor lugar para que duerman la siesta y el resto del tiempo son perfectos para llevar las bolsas con compras, el bolso con comida, ropa extra y pañales. Ahora, si son más de coche y piensan apoyarse con un portaguagua comprado especialmente para la ocasión, preocúpate que seaergonómico y de saber usarlo antes de partir…lo ideal es que el papá, mamá y la guagua se vallan acostumbrando de a poco a esta manera de andar, así la espalda de los adultos irá ganado fuerza paulatinamente y los niños no se sentirán que van "presos" por horas en una mochila o fular que no conocían antes de las vacaciones.
5) Respecto a los panoramas… cuando planifiquen las actividades diarias logicamente los adultos querrán visitar o hacer determindas actividades. Es importante planificarlas incluyendo los horarios para alimentar a tu guagua y que al momento de la siesta, por ejemplo, no estén justo en un lugar súper ruidoso. Para estos casos, las visitas a museos o exposiciones son perfectas mientras los cachorros duermen. Y como también ellos son parte del grupo, tienen derecho a un momento del día para ellos (visitando plazas de juegos, parques, zoológicos, etc)
6) Viaje con niños-horarios de niños… obviamente estas vacaciones no serán igual que tu luna de miel y las horas para disfrutar y realizar actividades son más bien diurnas, lejos de los bares y lugares para ir a bailar. Pues recuerda que además de los paseos, momentos de playa, etc también debes dejar momentos para la papa, comida, baño, pijama y que los peques puedan descansar (y ustedes tambien!!)
7) Cómo séptimo y último punto es importarte ir al pediatra antes del viaje y que en conjunto armen un buen botiquín (por ejemplo con remedios para bajar la fiebre, tratar algunos síntomas de refrios, indigestiones o alergias). Si algo llega a ocurrir, tus niveles de stress bajarán considerablemente si tienes medicina a mano y con la indicación de las dosis adecuadas. Y para tener un plan B en caso de requerir a un médico, es importante viajar con un seguro de asistencia en viajes, no son caros y además entregan atención rápida.

¿Lo más importante? disfrutar, relajarse y observar… cada día son más las familias que se aventuran a viajar con niños. Además, las experiencias, estímulos, recuerdos y alegrías se multiplican cuando vemos que nuestros pequeños también son capaces de pasarlo bien y que se relajan lejos de la rutina diaria.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *