Nos vamos de vacaciones: Consejos Básicos para sacarle el máximo partido a tu mochila ergonómica

Si te vas de viaje con tu recién nacido o hijo pequeño y vas a llevar tu mochila ergonómica, es súper importante que tengas en cuenta estos seis consejos. Los dos estarán más cómodos, seguros y relajados para disfrutar de las vacaciones.

(1) ¿Cuáles son los momentos Clave para llevar sí o sí a mi guagua en su portabebé? Si vas a viajar en avión, bus o transporte público como transfer o ferry…Antes de acercarte a la boletería, entregar pasajes o hacer el check in. Prepara a tu bebé, que valla cómodo en su boba mientras hacen la fila. Una gran idea es dejar a mano (en el bolsillo tipo “banano” de la misma mochila) los documentos que te van a pedir. Así, cuando llegues al mesón o counter fácilmente tendrás acceso a todo.

(2) Chile es una ruta un poco ingrata en cuanto a horarios de vuelo se refiere. Es MUY probable que te toque un vuelo nocturno. Y frente a un menor “desregulado” en casi el 100% de los aspectos, llevarlo en su portaguagua sobre tu pecho para que descanse será su único cable a tierra. Pues estará fuera de horarios para sus comidas, clima y sueño. Luego de darle de comer, mudarlo y ponerle la ropa adecuada según la temperatura del lugar, súbelo a tu boba y camina por el lugar, verás cómo se calma y logra conciliar el sueño con mayor facilidad, pues a pesar de tantos cambios externos, sentirá la tranquilidad de sentirte cerca.

(3) Al llegar a destino. El momento del retiro de las maletas, es otro “imperdible” para dejar a tu cachorro en la comodidad de su portabebé. Mientras tú detectas concentradamente dónde están pasando las maletas. Para cuidar tu espalda, y si tu guagua pesa más de 7 kg y/o se sienta solito, es perfecto que lo lleves en la espalada. La distribución de su peso aquí es más confortable y ergonómica para las madres.

(te dejamos aquí un video para que veas cómo se hace y puedas practicar, idealmente antes de que viajen)

(4) Nuestras “Expectativas de Descanso” son bastante difíciles de cumplir mientras criamos niños pequeños y salimos fuera de casa. ¡Hay labores que nos perseguirán hasta el fin del mundo! El porteo nos deja las manos libres y con ello podemos avanzar y sacarle el máximo partido a esas horas o momentos en que realizamos labores domésticas de carácter ineludible, como preparar comidas, ordenar y armar bolsos, hacer camas, etc.

(5) Si tienes tu mochila hace poco o la compraste especialmente para el viaje, ENTRENA antes de irte. Idealmente unos 7 días antes de partir. Pues el peso de tu guagua se repartirá perfectamente entre tus hombros y cadera. Esto, trae como resultado, que entrarás los abdominales, pondrás derecha tu espalda y el peso se repartirá entre tu abdomen y los músculos de tu espalda. Como no estás acostumbrada, por muy cómoda que sea tu boba, no puedes partir haciendo “pesas” de un día para otro por varias horas seguidas con 7 o incluso 15 kilos. Es recomendable partir de a poco, aumentando de a unos 15 minutos diarios.

(6) Usar la Ropa adecuada es clave para un uso placentero de tu portabebé. No esperes a que tu guagua esté transpirando para desabrigarla mientras va en su mochila. Antes de portear asegúrate que está usando la menor cantidad de ropa posible según la temperatura. Además privilegia las telas que sean orgánicas, 100% algodón o lo menos sintéticas posible. Para ti, corren los mismos tips. Prefiere las camisetas o poleras delgadas y de algodón. Además, puedes usar tutos pequeños en donde se poyan las piernas de tu bebé (detrás de las rodillas) y otro entre ustedes, por ejeplo para poner sobre tu pecho, donde él apoye su cabecita. Esta tela entre ambos genera menos calor que cuando estamos “piel con piel”.

Y recuerda… no importa cual sea tu destino sino con quién te acompañas para llegar a él.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *