Porteo “cara al mundo” ¿Cuál es la diferencia?

Sabemos que levar a los bebés mirando hacia “afuera”, es una postura muy popular que llama mucho la atención de los padres. Pero ¿es recomendable?. En The Mommy nos aninamos a escribir este post dado a que es una de las preguntas más populares del último tiempo.

Cuando tu bebé está mirando hacia adelante en su portabebé, queda con las piernas sin apoyo. Pero no es que sus piernas simplemente “cuelguen”, sino que su columna y caderas tampoco están apoyadas. Pues no hay un espacio para que el bebé se “siente” como es debido.

OBSERVA CÓMO SE CURVA O “ESTIRA” SU COLUMNA Y DÓNDE QUEDA EL PESO

Los muslos de tu bebé deben levantarse hasta (al menos) el nivel de la cadera o más alto; esto sólo es posible si la tela del portabebés cubre toda la parte posterior del muslo,  hasta la parte posterior de la rodilla.

Además debes considerar estos factores cuando cargas a tu bebé de “cara al mundo”, y por tanto, sin el apoyo adecuado:

+ el bebé no sostiene su cabeza o cuello

+ arroja tu centro de gravedad y el de tu bebé hacia adelante

+ se ejerce una presión indebida en la ingle (como las piernas no están apoyadas, el peso del bebé descansa en su zona genital)

+ esta postura, puede irritar la parte interna de los muslos de su bebé generando posibles calambres

+ no hay acceso a ciertos beneficios del porteo como, por ejemplo, dar pecho y tener las manos libres aún cuando el bebé esté durmiendo. Fortalecer la zona lumbar y abdominal del porteador.

Sin nada a lo que aferrarse, núcleo débil (esos vientres blandos) y hombros retraídos, la pelvis del bebé se inclina hacia atrás y se ve obligada no sólo a soportar el peso de su propio cuerpo, sino también a absorber la fuerza de cada paso que da mamá, todo en su pequeña columna. Los bebés a menudo se agarran a los dedos índice de los portadores para estabilizar sus cuerpos.

El cuerpo de un bebé está naturalmente adaptado para que lo cargues frente a ti. Es mucho más difícil llevar algo que se curva lejos de tu cuerpo que algo que abraza tu cuerpo. Con un portabebés orientado hacia el frente, el usuario tiene una carga incómoda y, a menudo, termina arqueando la espalda para compensar.

Llevar a tu bebé mirando hacia adelante no es la mejor opción. Abrazar a tu bebé y que ellos nos abracen, es para lo que él está anatómicamente adaptado y, naturalmente, es EL camino a seguir.

Todas nuestras Mochilas ergonómicas (Boba X, boba 4gs y Boba Air) y Fulares Boba Wrap, están certificadas como “saludables para la cadera” por el Instituto Internacional de Displasia de Cadera.

Esperamos que esta lectura sea un apoyo al momento de encontrar el portabebé más adecuado a tus necesidades y a las de tu bebé.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *