Nuestro primer septenio emprendiendo

Nuestro ritmo de vida, acelerado y exigente, nos llevó a la Fran y a mi, a dudar sobre cómo queríamos seguir desarrollándonos profesionalmente luego de que nos convertimos en madres.

Amigas desde la época del colegio, deporte y amigos en común en Valdivia, habíamos ido a la misma universidad (carreras diferentes) en Viña del Mar. De profesionales trabajábamos en oficinas situadas en Sanhattan y nuestros departamentos quedaban a menos de dos cuadras de diferencia.

¿Éramos amigas del alma para estar siempre tan cerca? Claro que no. Pero fue esa misma ruta en paralelo las que nos dio toda la confianza y convicción para emprender juntas, de la mano de nuestros recién nacidos. Y con todo el power para hacer que la cosa funcionara, por que no era un juego. Era la mejor alternativa para seguir activas profesionalmente, aportando de manera efectiva a las necesidades económicas de nuestras familias y sentir que no estábamos renunciando a nada.

De este primer impulso han pasado siete años, en The Mommy sentimos habernos consolidado como una pequeña empresa femenina, donde entre las socias ya sumamos CINCO hijos, más la Pau con su Facu y nuestra Conny con su Maite. Todos, absolutamente todas las madres de este equipo y los siete niños que la conforman, han navegado respetando ritmos, brotes de lactancia, controles al pediatra y varias, varias, pasadas por urgencia.

Ninguna tiene la presión absurda de “rendir” al cien teniendo hijos volando en fiebre o tampoco ha tenido que inventar excusas para correr las reuniones de día/horario que se ajusten la modalidad colegio/jardín en casa o bien niños y vacaciones.

Estamos súper orgullosas de lo que hemos logrado y de poder entregarle a tantas mamás y familias artículos de crianza que además de bellos, seguros y de excelente calidad, siempre sean un “puente” para equilibrar nuestras funciones y hacia donde queremos ir como mujeres, como madres y como profesionales.

Un abrazo a todos y en espacial a todas esas mujeres que tienen un impulso hacia el emprendimiento, síganlo y vallan por el. Tendremos una sociedad mucho más equilibrada y solidaria si hay más y más emprendimientos femeninos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *